Jardín interior: cómo crear un oasis dentro de casa
|

cómo crear un Jardín de interior

Tener un jardín es el sueño de muchos, pero no todo el mundo dispone de un espacio exterior. Entonces, ¿por qué no crear un jardín interior? En esta breve guía te explicamos cómo

¿A quién no le gustaría tener un espacio verde en el que relajarse y pasar tiempo en contacto con la naturaleza? Pero, por desgracia, no todos disponemos de un espacio al aire libre donde podamos ejercitar nuestro pulgar verde. Sin embargo, es posible crear un oasis verde incluso dentro de casa y en sólo unos metros cuadrados: los jardines interiores son auténticos jardines de interior que amueblan y dan verdor a tu casa. No es difícil crearlos, pero debes seguir algunos pasos para asegurarte de obtener un buen resultado.

¿Dónde colocar el jardín interior?

Jardín interior: cómo crear un oasis dentro de casa

En primer lugar, tienes que encontrar el lugar adecuado para tu jardín de interior, teniendo en cuenta algunos factores importantes:

Luz directa

Tu jardín de interior debe estar siempre bien iluminado, preferiblemente con luz solar directa desde arriba; si esto no es posible, opta por lámparas especiales que den a las plantas la luz adecuada.

Circulación del aire

Colocar el jardín cerca de una ventana te permitirá obtener, además de luz natural, un intercambio frecuente de aire, muy importante para el bienestar de las plantas.

Temperatura

El jardín debe disfrutar de una temperatura lo más constante posible, evitando así las fluctuaciones de temperatura: por tanto, evita colocarlo demasiado cerca de radiadores, aparatos de aire acondicionado o ventiladores.

¿Qué recipiente elegir para el jardín de interior?

El recipiente que elijas dará forma a tu jardín, así que calcula bien el espacio de que dispones y el efecto que quieres conseguir. Sin duda, un recipiente con forma y hecho a medida te permitirá aprovechar al máximo el espacio disponible, además de dar un toque más especial al jardín de interior.
En cuanto al material, elige libremente según tu gusto y la decoración de la casa. Los hay de madera, terracota o plástico, lo importante es que el interior sea impermeable y que tenga al menos 25 cm de altura.

¿Cómo llenar el recipiente?

Bien, ahora sí que estás preparado para empezar a construir tu huerto de interior.

Base de piedra y arcilla

Para empezar, debes colocar una capa de piedras (el tamaño ideal es el de una mandarina) y una capa de bolitas de arcilla expandida (de unos 2 cm) en el fondo del recipiente: estos dos elementos garantizarán un buen drenaje de la tierra. Encima, coloca al menos 10 cm de tierra para macetas, asegurándote de que es adecuada para interiores.

Plantas

¡Es hora de ponerse creativo! Elige tus plantas favoritas y colócalas dentro del contenedor, teniendo en cuenta su tamaño y características: las plantas de sotobosque deben ir en el fondo, las grandes detrás de las pequeñas y las de flor bien expuestas a la luz. Las plantas más grandes deben ir dentro de una maceta (con el fondo cortado, por supuesto) para contener sus raíces, mientras que las pequeñas puedes plantarlas directamente en la tierra de la maceta.

Cómo hacer un jardín de interior

Lagos artificiales

Aunque se trate de un jardín de interior, nada te impide hacerlo más agradable con unos cuantos estanques, que además mejorarán el ecosistema y garantizarán la cantidad adecuada de humedad en el ambiente. Hacer un estanque artificial es muy sencillo: basta con enterrar un recipiente de cristal o plástico y llenarlo de agua, colocando grava en el fondo y camuflando los bordes con piedras y cortezas.

 

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *