Cómo utilizar las estanterías para tener más espacio en casa

cómo ordenar tu casa para ganar espacio

No importa lo grande que sea tu casa: con unas pequeñas medidas para ordenar tu hogar, puedes ganar mucho espacio extra. Marie Kondo la gurú japonesa del orden, lo ha convertido en un best seller y cada vez más gente se inspira en su método para ordenar su casa y liberar su mente al mismo tiempo.

Kondo parte de la premisa de que lo mejor sería vivir con lo mínimo indispensable. Todos sabemos lo difícil que es deshacerse de las pertenencias, ¡y a menudo acabamos con la casa llena de objetos que apenas utilizamos pero de los que no podríamos prescindir! Si no te atreves a tirar lo superfluo, debes saber que es posible tener un piso ordenado y organizado, e incluso ganar espacio con algunos trucos en los que no habríamos pensado. Así que veamos cómo podemos encontrar rincones ocultos en nuestra casa y aprovecharlos al máximo.

Cómo utilizar las estanterías para tener más espacio en casa

Vestuario primero

El poder de ordenar: cómo ordenar tu casa para ganar espacio

Empieza por la ropa: abre el armario y vacíalo por completo. Para aprovechar al máximo todo el espacio disponible en el armario, no te limites a colgar la ropa en perchas, ya que así desperdiciarás mucho espacio: es mejor conseguir cajas especiales, perchas o cajoneras (incluso de tela) para colocarlas estratégicamente en el armario. De hecho, la ropa doblada abulta mucho menos que la colgada. Marie Kondo también recomienda un método alternativo: disponer la ropa verticalmente, enrollada en lugar de doblada, te permite ganar espacio extra y, al mismo tiempo, tener a la vista todo lo que tienes a tu disposición.

Soluciones para una cocina pequeña

Cómo ganar espacio en la cocina

La cocina es el punto delicado de muchos, a menudo es pequeña, los utensilios que necesitamos son muchos, y el riesgo es que acabemos amontonándolo todo en las encimeras, perdiendo espacio útil y creando confusión. En primer lugar, debemos hacer una selección; muchas de las herramientas y utensilios que tenemos en los cajones y estanterías hace años que no los utilizamos, quizá nos los regalaron pero nunca los usamos. Una vez que hayas eliminado lo que realmente no necesitas, divide entre las cosas que utilizas a diario y las que necesitas de vez en cuando: estas últimas deben guardarse fuera de la cocina, quizá en un arcón o armario lo bastante grande para que quepan las raciones de las grandes ocasiones y las ollas y sartenes que utilizas con poca frecuencia.

Los platos y vasos de uso cotidiano, en cambio, deben guardarse en el escurreplatos que hay sobre el fregadero.
Si aún te falta espacio, intenta organizar algunas baldas, cuelga cazos y cucharas y, sobre todo, aprovecha el interior: hay organizadores que puedes fijar a la balda superior o con una pegatina a las puertas interiores; ¡hazte con muchos y verás que el espacio se multiplica!

Aprovechar esquinas, puertas y paredes

Tu casa, por pequeña que sea, es una auténtica mina de espacios ocultos, sólo tienes que saber dónde encontrarlos y cómo aprovecharlos. Un rincón entre dos puertas, por ejemplo, no tiene por qué permanecer vacío: ¿por qué no colocar estanterías en las esquinas para guardar libros y objetos? Las puertas también pueden convertirse en tus aliadas para ordenar: cuelga ganchos en ellas y úsalos como perchas; también hay perchas que puedes fijar a los ganchos y usarlas para guardar bufandas, gorros y guantes, de modo que siempre los tengas a mano.

Por último, realmente puedes colgar cualquier cosa en las paredes los marcos y las pizarras se pueden utilizar para mantener ordenado el maquillaje (puedes pegar un imán detrás de cada uno), los pendientes, pulseras y collares (dentro del marco coloca una capa de corcho o tela acolchada donde puedas colgar ganchos), ¡incluso se pueden colgar plantas en la pared!

 

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *