colchon para dormir bien

Qué tipo de colchón elegir para dormir bien

Descansar bien por la noche es muy importante para mantener nuestro cuerpo sano. El estrés, la mala alimentación, el uso excesivo de dispositivos electrónicos antes de dormir son factores que afectan negativamente a la calidad de nuestro sueño, y hay uno aún más importante.
Es el colchón.

Pasamos unas 7/8 horas en la cama cada noche un tercio de nuestro día, y un colchón inadecuado puede significar dolor de espalda, de articulaciones y de cuello, pero también estrés, nerviosismo y dificultad para concentrarse durante el día. Empecemos diciendo que el colchón debe cambiarse al menos cada 8-10 años porque, pasado este tiempo, ya no es capaz de dar el soporte adecuado a nuestro cuerpo. No existe un colchón absolutamente perfecto, pero sí el colchón perfecto para cada uno de nosotros, en función de las necesidades de nuestra columna vertebral.
Aquí pues algunos consejos para elegir el modelo adecuado.

Tipos de colchón

Qué tipo de colchón elegir para dormir bien

Hoy en día existen distintos tipos de colchones en el mercado, cada uno con sus propias características y peculiaridades. Antes de elegir uno en lugar de otro, conviene saber cuáles son las diferencias y para quién son más adecuados.

  • Colchones de muelles. Siguen siendo el tipo más común, sostienen el cuerpo mediante muelles helicoidales y, en los colchones de muelles ensacados, cada muelle es independiente de los demás; más importante que el número de muelles es que sean de buena calidad. Los colchones de muelles son los más baratos, duran más y son adecuados para quienes tienen dificultades para levantarse y acostarse porque, al ser más rígidas, facilitan todos los movimientos.
  • Colchones de espuma con memoria. Fabricados con varias capas de espuma de poliuretano de diferentes densidades, tienen la particularidad de amoldarse a la temperatura corporal y adaptarse a las diferentes curvas fisiológicas. Cómodos y versátiles, reducen los puntos de presión y son especialmente adecuados para quienes padecen dolores de espalda o articulares; como amortiguan el movimiento, son perfectos para quienes duermen junto a una pareja que se mueve mucho.
  • Colchones de látex. El látex natural es un material excelente para un colchón porque ofrece un apoyo natural a la columna vertebral, se adapta a la forma de la persona que duerme sobre él, igual que la espuma viscoelástica pero utilizando sustancias naturales. Es mejor no elegir este tipo si vives en ambientes húmedos, porque el látex es muy sensible a la humedad, que lo estropea rápidamente.
  • Colchones con funda de aloe. Por último, una de las últimas propuestas que han llegado al mercado son los colchones con funda de aloe, una planta respetuosa con la piel sensible. La funda suele ser de fibra natural y sobre ella se aplican microcápsulas que contienen esencia de aloe vera: en contacto con la piel, las microcápsulas liberan sus sustancias calmantes e hidratantes ayudándote a descansar mejor. Adecuado para quienes tienen la piel delicada, especialmente los niños.

Hábitos de sueño para elegir un colchón

Camas y colchones cómodos para dormir bien
Un aspecto a tener en cuenta son tus hábitos de sueño, en particular la postura en la que sueles dormir.

Para los que duermen de lado lo mejor es un colchón de espuma viscoelástica, que ofrece apoyo y alivio en los puntos de presión. De hecho, esta posición aumenta mucho el peso ejercido sobre los puntos de presión, en particular las caderas y los hombros.

Si duermes boca abajo, en cambio, necesitarás apoyo para la parte inferior de la columna, por lo que es mejor evitar los modelos demasiado blandos, que harían que la zona lumbar adoptara una posición antinatural. Un colchón de rigidez media es la solución perfecta, y los modelos preferidos son los de gel con memoria o látex.

Para los que les gusta dormir boca abajo una minoría, se requiere en cambio un colchón más bien firme, que no permita que las caderas y el pecho se hundan con respecto al resto del cuerpo y evite así el dolor de espalda. El mejor colchón en este caso es un modelo de muelles o de látex, preferiblemente uno médico.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *