Soluciones de mobiliario para un estudio de 30 m2

Soluciones de mobiliario para un estudio de 30 m2

Amueblar un piso pequeño puede ser muy satisfactorio. Aquí tienes todos los consejos y soluciones para ahorrar espacio y amueblar con estilo un estudio de 30 m2.

Los estudios de 30 m2 o menos son una solución de vivienda cada vez más popular hoy en día. y a menudo se piensa que amueblar espacios tan pequeños puede ser complicado. Aunque vivir en un apartamento estudio tiene indudables ventajas en cuanto a practicidad y bajo coste, amueblarlo no es tan rápido y fácil: de hecho, a menudo es más complicado que elegir los muebles para una casa con muchas habitaciones precisamente porque hay que saber aprovechar al máximo el espacio disponible combinando practicidad y estética sin asfixiarnos, pero encontrando espacio para todo. ¿Imposible? No si sigues algunos trucos y aprovechas las soluciones de ahorro de espacio disponibles hoy en día.

Cómo amueblar una casa muy pequeña: el plano de planta

Soluciones de mobiliario para un estudio de 30 m2

Cuando se trata de un apartamento-estudio de 30 m2 o menos, hay que optimizar el espacio disponible y crear soluciones armoniosas, funcionales y posiblemente agradables. Algo muy importante es estudiar a fondo el plano del piso evalúa dónde poner qué y cómo dividir las zonas de estar y de dormir: tener una visión desde arriba y en conjunto permite una percepción total del espacio disponible y sin duda te dará pistas importantes sobre cómo amueblarlo.

Empieza por colocar las estructuras más voluminosas, como la cocina y el armario: existen en la actualidad cocinas pop-up compactas que ocupan menos de 150 cm de largo y tienen todo lo que necesitas. Incluso las camas plegables pueden convertirse en un valioso aliado, teniendo en cuenta que, mientras están cerradas, pueden ser una mesa de comedor, un escritorio, una librería o incluso un sofá.

Aprovechar las paredes (¡o crearlas!)

amueblar un estudio de 30 m2

Dos buenos métodos para ganar espacio cuando hay muy poco espacio se refiere a las alturas. En primer lugar, recuerda que tienes todas las paredes de la casa a tu disposición, así que aprovéchalas, librerías y armarios altos hasta el techo, estanterías, una pared articulada del salón, muebles de altillo si la altura del techo lo permite, son excelentes maneras de no perder ni un centímetro: por supuesto, debes tener cuidado de guardar en alto los objetos que utilizas con menos frecuencia. Además, una solución muy funcional para amueblar un estudio de 30 metros cuadrados es insertar una estructura divisoria por ejemplo, una estantería con baldas de altura variable que pueda albergar libros, objetos y cachivaches y, al mismo tiempo, permita el paso de la luz.

Los detalles que marcan la diferencia

Por último, hay una serie de toques de estilo que pueden ayudar a dar una percepción de amplitud y ligereza, y otros que realmente pueden añadir unos centímetros. Se trata de las puertas correderas: la de la cocina oculta, la del armario, la del cuarto de baño, olvídate de las puertas batientes y apuesta por las correderas, silenciosas y prácticas, las puertas correderas también permiten colocar muebles cerca de ellas porque no necesitan espacio para abrirse y cerrarse. En cuanto al estilo, no olvides que los colores desempeñan un papel fundamental en la percepción del espacio (céntrate en los tonos blancos y claros que amplían las estancias) y que la luz puede dar profundidad si se utiliza sabiamente, así que no descuides la iluminación.

 

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *